Cuando Turquía tembló, radiografía del golpe

El 15 de Julio de 2016 el mundo contuvo la respiración. Durante la noche se reportó que fuerzas militares de Turquía se habían alzado contra el sistema democrático parlamentario presidido por Recep Tayyip Erdogan y su primer ministro Binali Yildirim. La situación era caótica dentro y fuera del país, las informaciones corrían en todas direcciones.

A los pocos minutos se sabía que los militares se habían desplegado en Ankara y Estambul. Concretamente tanques y aviones de combate así como infantería sitiaban la Asamblea Nacional y la sede del partido AKP, partido del gobierno, al mismo tiempo la sede de Türksat (compañía nacional de comunicaciones por satélite de Turquía) había sido tomada.

Miles de personas se concentran todas las noches en apoyo a Erdogan desde el fallido golpe de estado del pasado 15 de julio. La vida en Turquía es de cierta normalidad aún estando en Estado de emergencia. En la foto, una mujer y una niña junto a una bandera con el retrato de Erdogan en la plaza de Taksim. Estambul, 4 agosto 2016. MARCOS MORENO

En Estambul la situación era peligrosa. Se tomaron posiciones en el puente del Bósforo, el puente de Fatih Sultan Mehmet, la plaza Taksim y en el Aeropuerto Internacional Atatürk. El momento de mayor tensión vino cuando se empezó a informar que el jefe del estado mayor, Hulusi Akar, había sido secuestrado por los golpistas que al mismo tiempo obligaron a la presentadora de televisión Tijen Karaş leyera un comunicado redactado por los golpistas tras tomar la televisión nacional turca.

Al mismo tiempo se informaba que Erdogan había huido, que había sido secuestrado, había sido asesinado, que no se sabía dónde estaba. Hubo una alegría moderada en ciertos sectores de occidente al considerar que los militares, tradicionalmente kemalistas, iban a llevar de nuevo a Turquía a la senda del laicismo y revertirían la deriva islamista del siempre polémico Erdogan, pero la verdad es que en otros sectores había una más que fundada preocupación ya que los oficiales kemalistas había sido purgados poco a poco del ejercito para que precisamente no se repitieran las acciones golpistas que desde la fundación de la República de Turquía se habían producido (cinco hasta julio de 2016).

Miles de personas se concentran todas las noches en apoyo a Erdogan desde el fallido golpe de estado del pasado 15 de julio. La vida en Turquía es de cierta normalidad aún estando en Estado de emergencia. En la foto, un grupo de personas con banderas y bengalas en la plaza de Taksim. Estambul, 4 agosto 2016. MARCOS MORENO

El kemalismo, como más tarde se sabría, no había tenido nada que ver en esta intentona ya que pasa por horas bajas dentro de la sociedad civil y militar turca. El golpe venía desde occidente debido a que los poderes atlantistas necesitaban de alguien fácilmente manejable que sirviera a los intereses del eje Estados Unidos- Unión Europea y aliados, y no alguien relativamente imprevisible como Erdogan que se mueve legítimamente a favor del estado y la sociedad turca.

Desde hacía un tiempo se venían detectando síntomas de desgaste en las relaciones turco-occidentales, la crisis de Derechos Humanos, el interminable proceso de entrada en la Unión Europea, el cuestionable papel turco en la guerra de Siria, la crisis de los refugiados, las relaciones con Rusia e Irán y el dramático incremento de atentados yihadistas indiscriminados contra población civil en Turquía etc…

Se sabía que hubieron ciertos intentos pacíficos para mover la maquinaria y expulsar a Erdogan del poder pero no dieron fruto, de ahí que se decidieran por la fuerza bruta y fracasaron.

El fracaso se debió sobre todo a Rusia. Como si de un guión de la Guerra Fría se tratase la estación de inteligencia de la base rusa de Hmeymim en Siria captó conversaciones entre golpistas con la idea de desembarcar en Marmaris, cerca del hotel donde Erdogan estaba veraneando y capturarle o matarle. Rápidamente el FSB, el servicio secreto ruso, contactó con el servicio secreto turco, el MIT, e informó a Erdogan de los planes golpistas unas horas antes del mismo. Demasiado tarde para descabezarlo pero perfecto para gestionarlo y preparar el contragolpe.

Miles de personas se concentran todas las noches en apoyo a Erdogan desde el fallido golpe de estado del pasado 15 de julio. La vida en Turquía es de cierta normalidad aún estando en Estado de emergencia. En la foto, una mujer entre banderas en la plaza de Taksim. Estambul, 4 agosto 2016. MARCOS MORENO

El Presidente intentó machar a Alemania pero se le negó asilo político de modo que decidió que el mejor lugar donde podría ir era Irán, escoltado por dos aviones de combate de las Fuerzas Aéreas de la República Islámica de Irán aterrizó sano y salvo en el aeropuerto de Teherán dónde se reunió con su homólogo Hashan Rohaní. La idea de intentar desbaratar el golpe a través de la movilización popular contra los golpistas vino de Irán al tiempo que Rusia cubría diplomaticamente al gobierno de Erdogan por lo que el Presidente decidió emitir un vídeo a través de la red social Facebook, en directo, para pedir a la población turca que rechazaran el golpe. Y la población respondió.

Sin apoyos populares el golpe acabó fracasando pocas horas después. Erdogan volvió a Turquía reforzado en su poder y con mucho trabajo que hacer. Lo primero que se produjo fue una depuración de funcionarios civiles y militares, de personal vinculado al poder, de los servicios de inteligencia y de cualquier tipo de oposición realmente peligrosa. Los medios de comunicación de occidente pusieron el foco en las medidas extremadamente contundentes de Erdogan e insinuaron que fue un autogolpe lo cual no es cierto, el golpe fue real pero la gestión del autogolpe permitió a Erdogan deshacerse de aquellos sectores de la oposición realmente peligrosos por su posición social y sus relaciones internacionales.

En endurecimiento de las leyes y la vuelta de la pena de muerte por traición conmocionó a la Unión Europea que cerró definitivamente la puerta a Turquía, si es que alguna vez estuvo abierta, y se satanizó a Erdogan, a su gobierno y a su gestión de esta grave crisis pero el enemigo principal no estaba en ningún rincón turco sino en Estados Unidos.

Miles de personas se concentran todas las noches en apoyo a Erdogan desde el fallido golpe de estado del pasado 15 de julio. La vida en Turquía es de cierta normalidad aún estando en Estado de emergencia. En la foto, una mujer reza durante el meeting en la plaza de Taksim. Estambul, 4 agosto 2016. MARCOS MORENO

El gran enemigo y principal objetivo de la purga tiene un nombre, Fetullah Gülen, y una organización, Hizmet. Desde hace años fuentes de inteligencia de la C.I.A. y de los servicios de inteligencia más importantes del mundo saben que Gülen esconde detrás de su discurso islámico moderado una agenda mucho más siniestra y peligrosa, sin embargo Gülen es consciente de que necesita limpiar la cara de su ideología de modo que juega con dos barajas a fin de obtener el apoyo de la poderosa occidente al mismo tiempo que destina fondos para que Hizmet (el servicio, en idioma turco), vaya creciendo y acaparando cada vez más el aparato del estado llegando hasta donde llegó, hasta el ejercito.

Gülen vive en Estados Unidos y se le presuponen amplios vínculos con la C.I.A. debido al ascendente entre turcos, turcomanos y otros grupos religiosos sunitas radicales y miembros de grupos étnicos túrquicos es necesario para los planes de Estados Unidos. El objetivo en este caso fue usar a facciones del ejercito, del poder civil, político y religioso ligados a Hizmet, con apoyo estadounidense, y usar al mismo tiempo al Estado Islámico, cuyo santuario está al sur de Turquía desde donde van a combatir al norte de Iraq y Siria. Todo ello para provocar una palanca que acabase con Erdogan de una vez por todas.

Pero si hay inteligencia existe contrainteligencia por lo que Erdogan tenía las listas de los opositores del sector islamista radical del Hizmet y otros asociados esperando el momento para ser purgados, momento que se presentó con el golpe ya que antes y sin una excusa contundente hubiera sido un escándalo interno e internacional que podría haberle afectado mucho más de lo que ya lo ha hecho.

Al mismo tiempo al conocer la implicación de Estados Unidos y de la Unión Europea esta misma queda demostrada en dos incidentes que en realidad son anécdotas sintomáticas y son la negativa de Alemania, y por ende de toda la U.E., de otorgar asilo político a Erdogan y el segundo incidente se produjo cuando una vez fracasado el golpe y se iniciaron los procesos, el gobierno de Turquía solicitó a Estados Unidos la entrega de Fetullah Gülen extradición que hasta día de hoy ha sido denegada por Washington.

Miles de personas se concentran todas las noches en apoyo a Erdogan desde el fallido golpe de estado del pasado 15 de julio. La vida en Turquía es de cierta normalidad aún estando en Estado de emergencia. En la foto, un grupo de personas con banderas y bengalas en la plaza de Taksim. Estambul, 4 agosto 2016. MARCOS MORENO

De modo que al no poder formar parte del eje occidental Turquía mira cada vez con más interés al bloque oriental, a Putin y Jamenei, que son los que le han salvado de perder el poder y seguramente la vida. Ahora debido a esto el Presidente Erdogan está revisando sus acuerdos con occidente lo cual está cambiando el equilibrio de poder en el conflicto sirio y en todo Oriente Medio.

No podemos olvidar que para Ankara el Estado Islámico es un enemigo transitorio y tolerable mientras que los kurdos, por otro lado, representan las peores pesadillas de cualquier gobierno de Turquía y más ahora con el poder y los contactos logrados por las milicias kurdas del YPG, PDY, PKK, los Peshmergas y otros grupos milicianos que luchan contra el E.I., lo que hacen temer un resurgimiento del conflicto que ya se está dando entre turcos y kurdos ya que si bien ahora Erdogan debe tomar una posición centrada en la destrucción del Estado Islámico más que en el derrocamiento de Bashar al Asad o la desactivación de los kurdos. Turquía es muy consciente de no hay alianzas posibles entre ambos grupos.

estado-de-emergencia-marcos-moreno-6Al mismo tiempo la situación estratégica de Turquía como llave y puente entre el Cáucaso y Anatolia por un lado, de interés vital para Rusia y China, su posición estratégica al norte de toda la conflictiva región de Oriente Medio, su posición como única puerta por el Bósforo y los Dardánelos entre el Mediterráneo y el Mar Negro, de vital importancia para todo el mundo, y su posición en el este de Europa así como sus tradicionales buenas relaciones Israel, ahora muy tensas, pero que le han convertido en el enlace entre las políticas israelíes y el mundo islámico y su increíble ascendente en los Balcanes, sobre todo en Bosnia, Albania o Kósovo, hacen de Turquía un socio indispensable para cualquier nación que pretenda ser potencia internacional como Estados Unidos, Rusia o China así como para cualquier estado que pretenda ser potencia regional en Oriente como pueden ser Irán y Arabia Saudí, ambas enfrentadas, y por supuesto Israel como aliado estratégico de Turquía.

Mientras miles de jóvenes arriesgaban su vida frente a los tanques golpistas en Estambul y en Ankara, mientras las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado turco luchaban y morían enfrentándose en los choques entre fuerzas del golpe y gubernamentales, hubo 290 muertos y 1440 heridos, una facción intentaba tomar el poder de uno de los países más importantes del mundo mientras que el otro grupo luchaba por mantenerse en el poder ayudados por potencias que veían en esta ayuda un acuerdo de futuro que se traduciría en más poder e influencia en un mundo cada vez más pequeño, lleno de información, ambición y traiciones. Todo esto se oculta tras las miradas de aquellos civiles inocentes que salieron a la calle a decir no al golpe militar.

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X