Ecuador, cuando la tierra ruge

Magnitud 7,8 en la escala Richter, dos terremotos del cual el segundo será el que desate la destrucción, 670 fallecidos, 113 rescatados con vida, 12 desaparecidos, 6274 heridos, 113 personas rescatadas entre los escombros, 28.775 personas desplazadas de las zonas afectadas, más de un millón de afectados, millones de dólares en destrozos y 2 700 réplicas de un devastador terremoto que dejó a Ecuador, a América Latina y al mundo sumidos en una profunda pena por las vidas perdidas y marcadas para siempre. Estas son las cifras oficiales, pero podrían aumentar si contabilizáramos la población flotante que se desplaza a estas zonas desde otros lugares de Ecuador, desde la vecina Colombia y otros lugares para trabajar en las diferentes industrias.terremoto-ecuador-josep-vecino-5

El epicentro estuvo en la provincia de Manabí, concretamente entre las parroquias Pedernales y Cojimíes. Ecuador es una zona de alta actividad sísmica ya que es uno de los países que se encuentran en la zona de influencia del cinturón de fuego del pacífico. Ecuador es un país que exactamente se encuentra entre la fosa Mesoamericana y la fosa Perú-Chile por lo que su situación hacía prever actividad sísmica de alto nivel.

En aquel momento el Presidente Rafael Correa, que se encontraba de visita en Roma, declaró el estado de emergencia para seis provincias costeras debido a los daños materiales y humanos producidos por el temblor. Los equipos de rescate no dudaron en buscar a posibles supervivientes atrapados mientras el ejercito ayudaba a repartir víveres entra la población conmocionada, se improvisaron morgues y velatorios donde la gente podría despedirse de sus seres queridos, fallecidos por el tremendo seísmo.

Las naciones del mundo y las organizaciones internacionales no dudaron ni un segundo en transmitir las condolencias al pueblo ecuatoriano y enviar refuerzos a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado que seguían en su afán por lograr estabilizar la situación y rescatar al mayor número posible de personas vivas. El problema se encuentra en que no se siguió el protocolo internacional de rescate debido a que se usó maquinaria pesada para remover los escombros desde el primer momento, lo cual constituye un acto no permitido por este protocolo el cual establece que se debe esperar 72 horas para usar este tipo de máquinas.  Pero el uso de las mismas se dio antes de las 72 horas reglamentarias por lo que se corrió el riesgo innecesario  de matar a las víctimas que se intentaban rescatar. De hecho la violación de estos procedimientos hizo que el equipo de rescate mexicano estuviera a punto de abandonar las labores de búsqueda.

colombia_ayuda_en_accion42
También se produjo una gran falta de coordinación entre los diferentes grupos llegados del exterior y entre los propios grupos ecuatorianos. Además se hizo difícil llevar la ayuda a las pequeñas comunidades afectadas, a día de hoy varias de ellas están fuera de la red de suministro de ayuda.

Venezuela y Colombia fueron los países que enviaron a los equipos más grandes. Colombia había sufrido también el terremoto pero en mucha menor medida que Ecuador. Según la Agencia de Medios Públicos del Ecuador en total participaron dieciocho países que aportaron 958 rescatistas para ayudar a las fuerzas ecuatorianas.

Una de las situaciones que refleja el trabajo de las fuerzas ecuatorianas para rescatar a las personas atrapadas se encuentra en la historia del perro Dayko, llamado después el perro héroe. Murió extenuado debido al esfuerzo realizado por el equipo de bomberos de Ibarra cuando seguían con su labor en la ciudad de Pedernales.

terremoto-ecuador-josep-vecino-9El drama humano se conoció con la historia de familias diezmadas, jóvenes y ancianos muertos y casas destruidas. Miles de desplazados aún malviven en refugios improvisados en una región destruida, poco atendida y económicamente deprimida debido al hundimiento del turismo y de las actividades productivas, constantemente azotadas por los continuos terremotos, todo ante la pasiva mirada de los gobernantes y responsables políticos.

Personas que en definitiva han perdido todo, vidas rotas por unos segundos en los que la tierra decidió moverse. Tal fue la fuerza desatada que el último cadáver fue localizado un mes después del terremoto. Pero la tierra no paró ahí, el miércoles 18 de Mayo, a mediodía, de nuevo la tierra decidió sacudirse ¿el resultado?, 80 heridos y un fallecido apenas un mes después del primer y mortal terremoto.

Portoviejo, capital de Manabí, quedó destruida. Lo más gracioso es que los habitantes, siempre joviales y jocosos, dicen que después de la reconstrucción podrá llamarse puertonuevo.

terremoto-ecuador-josep-vecino-13

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X