Los intocables de la India

Las "leyes de Manu” es un grupo de textos de entre el siglo XV al VI a.C, y explican perfectamente el sistema social que, aún hoy, existe en el subcontinente indio. El texto cuenta que los dioses sacrificaron una materia cósmica hecha a imagen y semejanza de los humanos, que se llamó Shakti, y lo desmembraron. En concreto Shiva pisoteó este cuerpo, de la boca nacieron los brahmanes, la casta sacerdotal, la única instruida y preparada para el sostenimiento correcto de los rituales para los dioses, de los brazos nacen los Ksatriya, los guerreros y príncipes, de los muslos los Vaishya, campesinos y artesanos y de los pies nacen los más bajos de todos los órdenes sociales, el de los parias, también llamados intocables.

barrio-pescadores-bombay-marcos-moreno02

El sistema de casta se introdujo en la India con las invasiones indoarias, que llegaron entre los siglo XV y X a.C., y que introdujeron en la India el sistema social de castas. Muchos científicos creyeron que la población invadida, denominada Drávida, constituye la casta de los parias, pero no es cierto debido a que los indoarios impusieron este sistema social al cual se integraron los drávidas. Por lo que la situación actual en la India responde a una síntesis de ambos pueblos.

Esta creencia religiosa ha configurado el orden social de la India por varios miles de años. Es un sistema que a ojos de los occidentales puede resultar cruel, pero que es visto con total normalidad en el mundo hindú. Ser paria o descastado no es una suerte inaceptable o una maldición, sino más bien una circunstancia que debe ser gestionada cumpliendo con los preceptos obligatorios a ese grupo social para así, después de la muerte, poder mejorar en una reencarnación que les sitúe en una casta superior, dónde las obligaciones sean diferentes y la vida mejor. Por lo que suelen resignarse a su suerte.

jaipur-marcos-moreno06

Lo peor de todo es que la clase paria es tan pobre que no se sabe exactamente si están excluidos de las castas por su pobreza, o si su pobreza es debida a no pertenecer a ninguna casta. Su situación es de miseria total. Gandhi decía que las grandes víctimas de la situación en la India eran los pobres y los intocables. La India moderna no reconoce la existencia de castas oficiales por lo que las barreras sociales comenzaron a suavizarse, pero en el imaginario colectivo esta creencia continúa arraigada debido a que el actual orden socio económico es heredero directo del sistema de castas, ya que los más pobres entre los pobres siguen siendo intocables y los más ricos entre los ricos siguen siendo los Brahmanes, Ksatriyas o los descendientes de los Maharajás.

De hecho los intocables siguen siendo el peor grupo social de todos los que habitan el subcontinente. El desprecio llega hasta tal punto que son considerados impuros, no pueden vivir en las ciudades o aldeas, acampando a las afueras, lo que será en germen y núcleo central de los slum, no pueden tener más posesiones que algunos animales y la ropa, que normalmente roban a los muertos, su presencia está prohibida en los pozos y aglomeraciones, ya que se considera que su sola presencia mancha el lugar dónde se encuentran. Un Apartheid fundamentado en la teología hindú.

mezquita-haji-ali-bombay-marcos-moreno09Las castas, al ser cerradas son endogámicas y poseen atribuciones exclusivas que no pueden ser realizadas por miembros de otras grupos, de ahí que los parias tengan asignados los oficios más duros y desagradecidos como zapateros, peluqueros, curtidores, poceros, sepultureros, matarifes etc... todos ellos trabajos que les pone en contacto con heces, sangre, fluidos y demás elementos “impuros”, asignados por su situación de impureza constante, y que no pueden ser realizada por las otras castas superiores ya que se contaminarían, lo cual les aparta más aún de la comunidad.

Existe una forma de abandonar esta casta antes de morir. El paria, realmente, puede resignarse a vivir una vida de pobreza, privaciones, obstáculos y resignación esperando la reencarnación que le eleve a una mejor situación, o puede salir del sistema de castas abandonando el Hinduismo. Por lo tanto convertirse a otra religión es un camino aceptable que les saca de este sistema integrándolos en una nueva comunidad que les ayuda, protege y les otorga los mismos derechos y deberes. Lo cual se ha traducido en crecientes movimientos de conversiones masivas al Budismo y al Islam para poder reintegrarse a la sociedad india en igualdad de condiciones, y esto pone en riesgo la estabilidad religiosa de la India.

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X